Desahucio y recuperación de viviendas ocupadas ilegalmente

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil operada por la Ley 5/2018, de 11 de Junio ha supuesto una auténtica revolución procesal encaminada a proteger a los titulares de las viviendas ocupadas de forma ilegal respecto de los ocupantes.

Hasta ahora, la vía necesaria para el desalojo de los ocupantes era obligatoriamente acudir a la vía del Desahucio por precario, un procedimiento análogo al de desahucio por incumplimiento contractual (impago de renta, de suministros, o alteraciones indebidas de la vivienda, entre otros), que si ya de por si contaba con una tramitación “lenta”, no imputable a los Tribunales si no a la falta de medios de éstos, contaba con la particularidad de que en la inmensa mayoría de las situaciones, los ocupantes eran personas totalmente desconocidas, por lo que en el escrito de demanda, era imposible identificar a los demandados y por tanto, que ésta prosperara.

Sin embargo, la nueva reforma permite dirigir en abstracto frente a los ocupantes de la vivienda la demanda de desahucio por precario, lo que ahorra el trámite de intervención de la Policía encaminada a identificar a los ocupantes de la vivienda. Dicho trámite, podrá ser realizado mientras el procedimiento se encuentre en marcha, lo que reduce notablemente el tiempo transcurrido entre la demanda y la resolución del conflicto.

La mayor novedad y protección dispensada a los propietarios de las viviendas viene dada por el hecho de que ahora, antes incluso de entrar a conocer sobre el fondo del asunto en el procedimiento, la Ley exige como requisito necesario para poder continuar la tramitación en caso de oposición, que los ocupantes muestren en juicio el título que les faculta para poseer legalmente la vivienda, esto es, un contrato de arrendamiento, o cualquier otro que permita poseer la vivienda. Dicho trámite concedido a los ocupantes es de 5 días desde la admisión a trámite de la demanda. Y en caso de no mostrarlo, se decretará directamente el desahucio ordenando la entrega al verdadero titular.

Con la nueva legislación, se permite a los propietarios que acrediten su título de propiedad, una más rápida recuperación de la vivienda ocupada. Por este motivo, si usted se ve afectado por esta situación, en Jiménez-Frutos ponemos a su disposición un equipo de profesionales especializados en la materia que le asesorarán sobre el trámite a realizar para la pronta recuperación de la vivienda.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies